Skip to main content

Muchos factores afectan su ahorro de combustible

Acelerar y frenar bruscamente puede reducir el ahorro de combustible hasta un 33% en carretera y 5% en la ciudad. Las nuevas pruebas de la EPA consideran una aceleración más rápida; sin embargo el conducir vigorosamente puede disminuir sus MPG.

Tener el auto a ralentí en exceso baja sus MPG. Las pruebas en ciudad de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) incluyen tener el auto a ralentí, pero más ralentí baja sus MPG.

Conducir a alta velocidad incrementa el roce aerodinámico (resistencia contra el viento), reduciendo su ahorro de gasolina. Las nuevas pruebas de la EPA toman en cuanta la resistencia aerodinámica a velocidades de hasta 80 mph, pero algunos conductores conducen más rápido.

El clima frío y los viajes cortos pueden reducir su ahorro de combustible ya que el motor no funciona de manera eficiente hasta que se ha calentado. En clima frío, toma más tiempo que el motor se caliente, y en viajes más cortos, su vehículo funciona a la temperatura deseada por menos tiempo. Nota: Si deja su auto a ralentí hasta que se caliente no ayuda a su ahorro de combustible. Por el contrario, usa más gasolina e incrementa la contaminación.

El equipaje y las canastillas porta equipaje en el techo de su vehículo (como cajas, canoas, etc.) aumentan la resistencia aerodinámica y disminuyen su ahorro de combustible. Las pruebas de MPG no consideran este tipo de carga.

Remolcar un tráiler o cargar peso excesivo disminuye su ahorro de combustible. Durante las pruebas se asume que los vehículos solo cargan trescientas libras de peso entre pasajeros y equipaje.

Encender los accesorios eléctricos (como el aire acondicionado) disminuye su ahorro de combustible. Poner el aire acondicionado en "Máximo" puede reducir sus MPG entre un 5%–25% en comparación de cuando no lo usa.

Conducir en calles empinadas, terrenos montañosos o sin pavimentar puede reducir su ahorro de combustible. Las pruebas de la EPA asumen un manejo del vehículo en terreno plano.

Utilizar la función de 4-ruedas reduce su ahorro de combustible. Los vehículos de tracción a 4-ruedas se prueban en tracción a 2-ruedas. Usar las 4-ruedas hace que el motor trabaje más duro, incrementa los cambios en la caja de transmisión y causa pérdidas en el diferencial.

Visite nuestro enlace Maneje Más Eficientemente para saber cómo puede mejorar su ahorro de combustible mediante la mejora de sus hábitos de manejo.

Un motor mal afinado quema más combustible.

Los neumáticos mal alineados o desinflados pueden disminuir su ahorro de combustible incrementando la resistencia de rodaje.

La fricción durante el frenado puede hacer que su motor trabaje más duro.

Un filtro de aire sucio disminuye el ahorro de combustible en autos con motor de carburador.

Conozca más acerca de cómo puede mejorar su ahorro de combustible en Mantenga su Auto en Buen Estado.

Algunos combustibles contienen menos energía que otros.

Usar combustibles oxigenados o gasolina reformulada (GRF), por ejemplo, puede causar un pequeña disminución (1%–3%) en su ahorro de combustible.

Actualmente la mayoría de la gasolina que se vende contiene una pequeña cantidad de etanol—hasta un 10% por volumen, dependiendo de la región. Usar gasolina con un 10% de etanol disminuye su ahorro de combustible en un 3%–4%.

El contenido de energía en gasolina varía según la estación. Un verano típico la gasolina convencional contiene cerca de un 1.7% más energía que un invierno típico la gasolina convencional.

Pequeñas variaciones en el modo en que los vehículos se fabrican y ensamblan pueden causar variación de MPG entre vehículos de la misma marca y modelo. Usualmente las diferencias son pequeñas, pero en algunos casos se pueden observar variaciones notables a los estimados de la EPA.

Los vehículos nuevos no obtienen su ahorro óptimo de combustible hasta que el motor se haya "aflojado". Este proceso puede requerir 3-5 mil millas de recorrido.