Saltar al contenido

Beneficios y Retos

Beneficios

ELas emisiones de la célula de combustible no emiten gases dañinos

Menos emisiones de gases de tipo invernadero

Los vehículos de diésel y gasolina emiten gases de efecto invernadero (GHGs), dióxido de carbono en su mayor parte (CO2), que contribuye al cambio climático global. Lo vehículos de célula de combustible (VCCs) funcionan con hidrógeno puro, que no emite gases de efecto invernadero por el escape, solo calor y agua.

Producir el hidrógeno para alimentar los VCC puede generar gases de efecto invernadero dependiendo del método de producción, pero menos que lo que se emiten los vehículos convencionales de gasolina y diésel. Más…

La gráfica de abajo muestra las emisiones GHG causadas por diferentes tipos de vehículos. Considera todos los pasos de la cadena de energía desde la extracción o producción del combustible usado por el vehículo, no solo las emisiones que genera el escape. Aun considerando los GHGs emitidos durante la producción del hidrógeno, los vehículos de célula de combustible causan mucho menos emisiones de gases de efecto invernadero.

Estimados "Del-pozo-a-las-llantas", de emisiones de gases de efecto invernadero de autos medianos de gasolina y de célula de combustible, para el 2025

(gramos de CO2-equivalentes or milla)
Del-pozo-a-las-Ruedas Emisiones de Gases de Efecto Invernadero para los Autos Medianos 2035
U.S. Department of Energy. 2013. Well-to-Wheels Greenhouse Gas Emissions and Petroleum Use for Mid-Size Light-Duty Vehicles.Adobe Acrobat Icon Hydrogen Program Record #13005 (rev. 1). May 10.
Cerrar

Reducir la dependencia del petróleo

Los VCC pueden reducir nuestra dependencia del petróleo importado ya que el hidrógeno puede ser obtenido de fuentes nacionales tal como el gas natural y el carbón; así como también de fuentes renovables como el agua, el biogás y los desperdicios de la agricultura. Eso haría nuestra economía menos dependiente de otros países y menos vulnerable a los precios cambiantes del crudo en un mercado cada vez más volátil.

Menos contaminantes del aire

Los vehículos de carretera emiten una gran cantidad de contaminantes del aire que contribuyen al smog y a las partículas dañinas en los Estados Unidos. Los VCC que funcionan con hidrógeno puro no emiten contaminantes dañinos. Si el hidrógeno es producido de combustibles fósiles, se producen algunos contaminantes; sin embargo son mucho menos que los emitidos por los escapes de los vehículos convencionales.

Retos

En la actualidad solo algunos modelos están disponibles para su venta o arrendamiento, y su disponibilidad está limitada a las áreas que cuentan con estaciones de carga de hidrógeno, la mayor parte de ellas en California. Varios retos deberán ser superados antes de que los vehículos de célula de combustible sean una opción exitosa y competitiva para los consumidores.

Costo de los vehículos

Progreso del Costo de los Sistemas de Célula de Combustible

La gráfica muestra la reducción progresiva en los costos de los sistemas de célula de combustible de $124/kW en el 2006 a $55/kW en el 2014. También muestra la meta de $40/kW para el 2020 y la meta última de $30/kW. USDOE, Fuel Cell Technologies Office,
Fuel Cell Technologies Office Accomplishments and Progress
.

Actualmente los VCC son más caros que los vehículos convencionales y los híbridos, pero los costos han bajado significativamente y se han acercado a la meta del USDOE del 2020 (vea la gr´fica). Los fabricantes continúan bajando los costos de producción, especialmente para las pilas de célula de combustible y los almacenamientos de hidrógeno, para que los VCC puedan competir con las tecnologías convencionales.

Llevar el hidrógeno a los consumidores

La actual infraestructura para producir, llevar y despachar hidrógeno a los consumidores no puede todavía apoyar la masificación de los VCC. En el 2013, H2USA fue lanzado como una sociedad público-privada entre el DOE y otras agencias federales, fabricantes de autos, gobierno estatal, instituciones académicas e inversionistas adicionales para coordinar la investigación e identificar las soluciones más costo-efectivas para el desarrollo de la infraestructura de hidrógeno. Para finales del 2015, más de 50 estaciones públicas de servicio se pusieron es servicio, la mayoría en California. Este es un primer paso muy importante para poner el hidrógeno a la disposición de los consumidores.

Confianza y durabilidad en la célula de combustible

El sistema de célula de combustible no es todavía tan duradera como los motores de combustión interna, especialmente en algunas temperaturas y rangos de humedad. Actualmente la duración de la batería de célula de combustible en el mundo real, es la mitad de lo que se necesita para su comercialización. La durabilidad ha incrementado sustancialmente en los últimos años, de 29,000 millas a 75,000 millas; pero los expertos creen que la expectativa de vida es de 150,000 millas para que los VCC puedan competir con los vehículos de gasolina.

Educación pública

La tecnología de la célula de combustible debe ser aceptada por los consumidores antes de que conozcan todos sus beneficios. Como cualquier otra tecnología de un nuevo vehículo, los consumidores podrían tener preguntas acerca de la confiabilidad y la seguridad de estos vehículos, cuando sean lanzados al mercado. Además deben familiarizarse con un nuevo tipo de combustible. La educación del público puede acelerar éste proceso.

Más información

Para más información acerca del estado de desarrollo de la célula de combustible, consulte en las siguientes fuentes: